×
Cadena 3

Que los cumplas feliz

4 joyitas para celebrar los 84 años de Jack Nicholson

Dejó de filmar hace años pero tiene una de las filmografías más exitosas y completas que abarca casi todos los géneros. Es el actor más nominado y ganó 3 Oscars. Mirá.

23/04/2021 | 10:29

Jack Nicholson empezó a despedirse sin que lo supiéramos hace casi diez años. El actor más nominado de la historia de los Oscars nos acostumbró a su ausencia en algunas de las ceremonias, después se bajó de distintos proyectos cinematográficos y, lo que preocupó seriamente a sus fans, dejó de asistir a los partidos de Los Lakers, el equipo de la NBA que lo desvela desde la niñez y en cuyo estadio tiene asignado un sitio de privilegio desde el que se puede permitir darle indicaciones a los jugadores.

Ayer celebró 84 años de vida en esa lejanía que, según versiones no confirmadas pero jamás desmentidas, tendría que ver con el alzheimer o algún problema asociado a esa enfermedad que destruye los recuerdos, despersonaliza y convierte a cualquier relación en una verdadera proeza.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Antes de ese retiro forzoso Nicholson forjó una trayectoria en la que ayudó a transformar al cine en un arte. Histriónico, mutifacético, plástico, lo mejor de la filmografía del siglo XX lo tiene como figura principal en roles icónicos que lo muestran como al hombre de las mil caras.

Los fotogramas más buscados de la historia contemporánea lo muestran  a Jack con el rostro desencajado de El Resplandor (1980) dirigido por Stanley Kubrick, el ex astronauta de La Fuerza del Cariño (James Brook 1983) pintarrajeado y temible como el Joker del Batman que estrenó Tim Burton en 1989 o dejando su humanidad para convertirse progresivamente en lobo (Mike Nichols 1994).

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Felizmente hizo muchas películas y la mayoría tan exitosas que ahora cualquier seguidor puede apelar a Netflix, Amazon, Flow, o esperar la programación sabatina de los canales de cable, para reconstruir toda la carrera del gran Jack. Si hubiera que seleccionar lo más significativo para colocar en el podio, seguro que se podría empezar por lo que en estos pagos se llamó Atrapado sin Salida y en el resto del mundo “Alguien voló sobre el nido del Cu Co” (Milos Forman 1975) donde lideraba una mini revolución en un psiquiátrico y miraba la cámara de frente y sin piedad, provocando miedo hasta con el silencio.

La siguiente cuenta en un rosario de éxitos es El Resplandor, el filme de Kubrick donde encarna a Jack Torrance, un exprofesor que acepta un empleo en un solitario hotel de alta montaña para ocuparse del mantenimiento. Al poco tiempo de haberse instalado allí junto con su esposa y su hijo, empieza a sufrir inquietantes trastornos de personalidad. Acá también da miedo y pasa de la normalidad a la locura en un instante.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Hay mucho en el medio, pero con la discrecionalidad típica del que selecciona, en 1992 llegaría Cuestión de Honor (A few good men, Rob Reiner) otra producción a la altura de su calidad interpretativa que tiene tres minutos que son, al mismo tiempo, una clase de actuación y la oportunidad de comprobar lo que puede hacer un genio con un texto brillante.

Para quienes todavía no la vieron , Nicholson encarna al coronel Nathan Jessep, destacado en la base naval de Guantánamo. En la película, enfrenta a un tribunal castrense que debe analizar su eventual responsabilidad en la muerte de un suboficial. Como contraparte tiene a un joven fiscal militar, Daniel Kaffee (Tom Cruise) que lo interroga sin esperanzas de lograr una confesión cuando, inesperadamente, sus palabras parecen tocar un resorte oculto y provocan la reacción del coronel.

Al texto, que está referido al concepto de verdad, lo escribió Aaron Sorkin y el actor que ayer cumplió 84 años lo pule, lo recrea, le saca chispas y cuando pronuncia la última palabra dan ganas de pararse para aplaudirlo, prender las luces y terminar la película porque ya nada podrá superar lo que uno vio.

De este siglo es Los Infiltrados (Martin Scorsese 2006) donde interpreta al mafioso Frank Costello y acompañado de un elenco de excepción, hacen un auténtico peliculón pero como el juego era elegir y pasar todo por la criba del gusto personal, si hay que escoger lo mejor de Jack es obligatorio ver de nuevo Mejor…Imposible (James Brooks 1997).

Su Melvin Udall es antológico. Un escritor con graves trastornos obsesivos compulsivos que usa media docena de pastillas de jabón para lavarse las manos, cuatro cerraduras en la puerta principal del departamento y se gana la vida elaborando historias de amor  que, supone, jamás protagonizará. El romance con la camarera que hace Helene Hunt es delicioso y la escena en la que le regala el famoso piropo (“haces que quiera ser un hombre mejor”) transforma un filme de humor en una deliciosa comedia romántica.

Te puede interesar

3 películas que ayudan a superar la adversidad

George Clooney: películas, curiosidades y un humor especial

DiCaprio hará su versión de "Otra Ronda", ganadora del Oscar

Lo último

3 películas que ayudan a superar la adversidad

Avanzan las negociaciones para una secuela de "Joker"

Llegó el esperado tráiler final de "Un lugar en silencio 2"

Nuevo adelanto de Stranger Things 4: "¿Eleven, escuchas?"