Cadena 3

La verdad oculta en un VHS

"Archivo 81": un auténtico regalo para los fans del terror

Previsible y reiterativa, tiene sin embargo los elementos básicos del género, celebrados por una audiencia que agradece este tipo de aportes. Se basa en un famoso podcast y tiene 8 episodios.

21/01/2022 | 08:22

Por María Rosa Beltramo

En cuestión de días escaló a lo más visto de Netflix "Archivo 81", una serie de terror y suspenso que tiene casi todos los ingredientes del género, se basa en un exitoso podcast y está especialmente dirigida a los fanáticos de esa clase de producciones que alternan conflictos reales de la más estricta actualidad con cuestiones sobrenaturales.

Protagonizada por Mamoudou Athie, Dina Shihabi y Martin Donovan sigue a Dan Turner (Athie) un joven que trabaja en un archivo y es un experto restaurador de cintas de video tape y antiguos cassettes maltratados por el tiempo, el fuego o el agua. Una oscura corporación lo contrata para que trate de arreglar una gran cantidad de vhs que resultaron expuestos a las llamas durante un incendio de un edificio, que tuvo funestas consecuencias para sus moradores, además de afectar la totalidad del material que había acumulado la documentalista Melody Pendras (Shihabi) que estaba armando una película sobre el Visser, un complejo de departamentos con ocupantes un tanto extraños.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

De principio a fin coexistirán en el relato dos tiempos perfectamente establecidos; el presente en el que Dan se calza los guantes y toma el destornillador para desarmar las maltratadas cajas que resguardan las cintas que se dispone a recuperar y el pasado -algo más de dos décadas- atrapado en esas películas que muestran una realidad desconocida y que ofrecen historias entrecortadas, incompletas y con permanentes interrupciones.

“Archivo 81” fue producida por James Wan, experto en el género de terror y responsable de la saga “Warren”, tiene como showrunner a Rebeca Sonnenshine y como directora a Rebecca Thomas, la misma de “Stranger Things”.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El guión ha tratado de contemplar todos los detalles capaces de dotar a la historia de cierta verosimilitud. La empresa que lidera Virgil (Martin Donovan) hace que Dan deje Nueva York para realizar su tarea en una casona solitaria, situada en medio de un bosque, que tiene todo lo necesario para la restauración pero carece de conexión a internet. En consecuencia, el joven está aislado.

Sabemos también que el archivista ha pasado un tiempo en una clínica psiquiátrica y por eso cuando empiece a vincularse con las personas que encuentra en las películas que procura recuperar, se instalará en el espectador la permanente duda sobre la normalidad de los criterios de Dan o lo extraordinario del material con el que se ha topado.

Salvo cierto carácter obsesivo del protagonista, todo discurre con una llamativa y aparente normalidad y, progresivamente, las cintas que al principio exhibían sólo rayas y dejaban oír un ruido indeterminado, recobran lozanía y de ellas surge no sólo una historia, la de la búsqueda de la madre de la documentalista, sino también muestran una inquietante galería de personajes que inesperadamente incluye al padre de Dan, un psicólogo y docente universitario desaparecido junto a la mayoría de los integrantes de su familia en el incendio del edificio Visser.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

La serie es de terror, motivo por el cual más temprano que tarde, el protagonista se sentirá irremediablemente atraído por el contenido de las cintas y buscará distintas formas de vincularse con las personas encerradas en los video tape pero liberadas por ese artista capaz de limpiar restos de cenizas, editar como un experto y sentarse a disfrutar de una historia que, se supone, había desaparecido con un incendio.

El guión de la serie tiene como base a un podcast que va por la tercera temporada. Por supuesto, todo es fruto de la imaginación pero para hacerlo interesante y verosímil se inspiraron en hechos que han sido noticias. Por caso, algunos de los habitantes del edificio que es fruto de la investigación, forman parte de una sociedad secreta que intenta ser una mezcla de diferentes movimientos místicos, vinculados a lo sobrenatural, surgidos en los últimos años en Nueva York.

Parece evidente que algunos datos están tomados de la secta Heaven's gate, algunos de cuyos seguidores se suicidaron en masa en 1997, supuestamente aterrorizados por la probabilidad que el inexistente cometa Hale Bopp chocara con la tierra.

Rebeca Sonnenshine, el cerebro detrás de la serie que tanto ha gustado en Argentina, dijo, por si hacía falta “no está basada en nada; todo sale de mi cabeza” pero, por supuesto, no niega algunas de las denominaciones inspiradas en situaciones reales. Por caso, llaman Baldung a un grupo de brujas que forman parte del núcleo duro de la historia y que tienen el mismo nombre que Hans Baldung, un pintor que se especializaba en temas propios del espiritismo y que es célebre por sus retratos de brujas.

Para los espectadores que esperan con ansias la aparición de producciones del género los ocho episodios de “Archivo 81” les dejan dos o tres cuestiones sin cerrar que podrían dar lugar a una segunda temporada. Para el resto del público es posible que sobren un par de episodios en los que se vuelve machaconamente sobre el remanido tema de la música diabólica y donde la documentalista le grita a todo el mundo, como si se les hubieran terminado los recursos para seguir la narración por carriles más interesantes.

De la serie también forman parte, Matthew David Matt McGorry, Evan Jonigkeit, Julia Taylor Ross y Ariana Neal.

Te puede interesar

5 estrenos de Netflix imperdibles para el fin de semana

"El Marginal" dijo adiós con una danza ritual de despedida

Netflix canceló una de sus series más comentadas de 2021

Lo último

El perturbador documental de un médico es furor en Netflix

Vuelve "Stranger Things": todo lo que tenés que saber antes

Llegó el esperadísimo tráiler de la nueva "Misión Imposible"

El cine nacional celebra su día con nuevos desafíos