Cadena 3

Narcotráfico y corrupción

Córdoba luce espléndida en una atractiva historia policial

"Sumergidos" es un relato atrapante que se desarrolla entre Brasil y Argentina y reúne a un interesante grupo de actores de ambos países. La programó la TV Pública y también se puede ver en Cont.ar.

30/03/2022 | 08:24

Por María Rosa Beltramo

La Televisión Pública está exhibiendo “Sumergidos”, la coproducción argentino-brasileña rodada entre Córdoba y Florianópolis y editada con precisión y criterio artístico para que la acción no se interrumpa ni naufrague entre una puesta de sol junto al mar y una mañana en la plaza España.

Aunque fue en 2015 cuando los guionistas Claudio Rosa y Pablo Brusa escribieron los borradores de la idea, se pudo concretar recién en 2018 y el año pasado se estrenó en Paramount Channel de Brasil. Fueron seis semanas de rodaje en Córdoba y 5 en Florianópolis y por una vez se animaron a que la parte del conflicto que tiene por escenario a la Argentina transcurra en una ciudad del interior, sin ninguna de esas explicaciones ni justificaciones que suelen incluir cuando muestran algo que sucede más allá de la General Paz.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

“Sumergidos” es un policial en el que un relacionista público, Gabriel Fontán (Mariano Bertolini) organiza la presentación en Argentina de la nueva marca de ropa de diseño de uno de sus mejores amigos, el ex campeón mundial de surf Nando Oliveira (Cascio Nascimento).

Lo que ignora es que el verdadero propósito de esa presentación es el traslado de un cargamento de pastillas de éxtasis de Florianópolis a Córdoba y que la droga llegará disimulada entre las tablas de surf que los socios de Nando despacharon para Argentina con la excusa de que servirían para la decoración del local en el que se tenía que presentar la colección de ropa deportiva.

En el elenco se entrecruzan actores y actrices de los dos países y en un mismo episodio se habla portugués y español con la misma fluidez y naturalidad con la que en la espectacular serie nórdica Bron/Broen el elenco dialogaba en sueco y danés.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Jorge Marrale interpreta al comisario Darío Villar, uno de los pocos que exhibirá a lo largo del relato su honestidad, en una trama salpicada de toda clase de corruptos, varios de ellos representantes de la policía local.

Entre ellos destaca Pablo Tolosa, un veterano representante de la Comedia Cordobesa que construye un personaje absolutamente creíble, uno de esos pesados que tiene la policía capaz de usar el poder que le confiere el cargo en su exclusivo beneficio. En la piel de Costa, un comisario que transita con comodidad tanto la comisaría como el submundo de la droga, le otorga a la historia una dosis extra de realismo.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Del lado argentino están también Juan Gil Navarro, Liz Solari, Celina Font, Guillermo Pfening y otros dos viejos conocidos del teatro y la tele cordobeses: Ricardo Bertone y Alvin Astorga. Cruzando la frontera tienen destacadas actuaciones Guillherme Weber, asistente y pareja de un político a punto de convertirse en gobernador; Ze Carlos Machado, el actor que hace de padre del excampeón de surf que se envuelto en la parte más oscura de la historia que incluye secuestro, balaceras y tortura. Ana Cecilia Costa, como Flavia, una periodista de Florianópolis que empieza en Brasil y termina en Córdoba entreverada con los protagonistas.

Entre los intérpretes más atractivos de la parte que tiene por escenario Florianópolis se encuentra el ascendente Lucas Heymanns en el rol de “Gordo” un joven narco que lidera un pequeño ejército de traficantes desde una de las zonas rojas de la ciudad, a la que no se le anima ni la policía.

La dirección corrió por cuenta de Claudio Rosa, Pablo Brusa y Marcia Paraíso. ”Sumergidos” fue coproducida por Jaque Content, Prisma Films y Bonaparte de Córdoba , Plural Filmes de Brasil y Story Lab de Buenos Aires.

La serie ganó concursos de producción organizados por el Instituto de Cine (Incaa), el Polo Audiovisual del gobierno de Córdoba y también en Brasil. Los creadores admiten que inicialmente habían pensado en una historia con una fuerte carga humorística. De aquello, en realidad, quedó muy poco, pero rescataron para el relato policial al personaje del relacionista público que huye tras un ataque a su casa con muertos y heridos, y se “oculta” en la televisión porque le proponen participar en una especie de Gran Hermano y acepta vivir a la vista de todo el mundo 24 horas al día, cerca de los que lo quieren matar pero protegido de cualquier irrupción extraña en los estudios de televisión.

Hubo una interesante búsqueda de locaciones. El Distrito 1, en Balcarce 253, oficia de central de policía; uno de los enfrentamientos entre policías y narcos ocurre en Juan B. Justo al 6000; Bartó, la disco de Marcelo T. de Alvear 645 es el club donde organizan la presentación de la ropa y los brasileños que llegan a la Argentina se alojan en el hotel ubicado al 7000 de la avenida La Voz del Interior. También aparece el parque Sarmiento en todo su esplendor; el aeropuerto Taravella; los laterales del Centro Cultural Córdoba, la plaza España y el bulevar Chacabuco como el telón de fondo de una persecución.

La calidad de “Sumergidos” merecía más publicidad de la que tuvo. Son 13 capítulos que exhibió la Televisión Pública y que están disponibles en forma gratuita en la plataforma Cont.ar.

Te puede interesar

"Cadena perpetua": cómo sobrevivir a la injusticia

Netflix canceló una de sus comedias más recientes

La serie internacional filmada en Córdoba que estrenó

Lo último

3 películas que están en Netflix y no dejan de ser tendencia

"The Boys" palpita su nueva temporada con un brutal tráiler

Revelan el tráiler de "La ira de Dios", thriller con Peretti

El largo y difícil camino de la homosexualidad en el cine