×
Cadena 3

Terror en el cine

Desmayos y convulsiones entre el público que ve "Titane"

En la tradición de "El exorcista", la película de Alicia Ducournau premiada con la Palma de Oro en Cannes generó increíbles reacciones entre los que se animan a ver la historia de una sangrienta asesina serial. 

19/07/2021 | 10:17

Alicia Ducournau tiene 37 años y ha conseguido llevarse la Palma de Oro de Cannes con “Titane", una película que a algunos de los espectadores les ha provocado desmayos o vómitos y otros no terminaron de ver porque, sencillamente, no la soportan. La joven directora que no paró de sonreír durante la gala está acostumbrada a perturbar a la audiencia con sus ideas.

Debutó con “Crudo” una historia en la que una vegana se transformaba después de probar carne cruda. En el estreno, antes de que los críticos se ocuparan del guión, los encuadres y la calidad actoral de la protagonista, debieron comentar que fue necesario convocar a los servicios de emergencia por las descomposturas que generaba el film, a mitad de camino entre el miedo y el asco.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Lo de “Titane” es por titanio, a raíz de la placa que lleva Alexia (Aghate Rousselle) y también una alusión a los mitos y a los titanes, los gigantes griegos que pretendieron asaltar los cielos. La protagonista es una asesina serial que acaba embarazada por un automóvil robot y que se oculta tras la apariencia de un niño que aparece repentinamente después de una larga y angustiosa ausencia.

Bendecida por el premio máximo de uno de los festivales cinematográficos más prestigiosos del mundo, Ducournau tendrá carta blanca para futuras originalidades, pero lo cierto es que ni el más vanguardista de los críticos se anima a recomendar la película sin calificarla previamente de polémica, controvertida, cruda y revulsiva.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La película todavía no se ha estrenado en Argentina y lo hará, seguramente, en forma simultánea en las salas de cine y en alguna plataforma de streaming. Los que se preparan para “disfrutar” de la sensación única que ofrece el miedo controlado, deberían recordar que a lo largo de la historia del séptimo arte hubo varias películas que deben su espectacular éxito de taquilla al morbo de los espectadores.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

“El exorcista”, estrenada en 1974, sigue figurando en lo más alto del podio de las obras malditas que reúnen un público fervoroso y fanático y una leyenda negra y jamás queda claro si todo forma parte del marketing o si la oscuridad del guión termina atravesando la pantalla e impactando en el elenco.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Un sitio especializado en cine recordó recientemente que nueve personas relacionadas directa o indirectamente con la película perdieron la vida durante el rodaje. “El pánico era tal que entre los presentes se empezaron a plantear incluso deserciones, al tiempo que se exigía cambiar algún aspecto del guión, por mera superstición”.

Los actores Jack McGowran y Vasiloki Maliaron fueron dos de los muertos mientras se filmaba la historia de la chica poseída.La muerte del abuelo de la protagonista, Linda Blair,tal vez no habría trascendido si el argumento fuera otro o si no se hubiera sumado al extraño fallecimiento del hermano de Max Von Sydow-el padre Lankester Merrin-o al del hijo de uno de los que manejaban las cámaras, así como el deceso de la actriz Mary Ure.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Y sin llegar al extremo de las muertes, tanto Linda Blair como quien interpretaba el papel de su madre, Ellenn Burstyn, sufrieron en las escenas de riesgo , problemas en la espina dorsal que las dejaron a ambas con dolores permanentes.

Sin la fama ni la taquilla del filme de William Friedkin, “Los ojos sin rostro”, una en blanco y negro de 1960 del francés Geroges Franju, provocó tal descalabro entre el público que , a su lado, “Titane” es una de dibujitos animados. Cuenta la historia de Christiane (Edith Scob) cuya cara queda desfigurada tras un accidente automovilístico. Su padre (Pierre Brasseur) comenzará a actuar para devolverle la belleza a su hija que ahora usa una máscara.

Ayudado por su asistente Louise (Alida Valli), el médico secuestra a mujeres a quienes somete a horrendas operaciones para arrebatarles órganos y partes del rostro con los que aspira a reconstruir la cara de su hija.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En un estudio que se realizó recientemente en Francia sobre el miedo hicieron la experiencia de reunir a 134 adolescentes para analizar lo que sentían al ver una película que ya tiene 60 años. Los chicos llegaron sonrientes y escépticos, pero ellos y los responsables del experimento se llevaron una sorpresa.

Así lo consigna la crónica de un portal especializado. “El resultado fue digno de otra película de terror. Una oleada de pánico empezó a recorrer la sala. Lo que comenzó siendo un angustioso palpitar del corazón de uno de los jóvenes, que no aguantó ver cómo el cirujano arrancaba la piel de la cara de una mujer, acabó en desmayo. 15 espectadores acabaron padeciendo una fuerte crisis de ansiedad. Varios llegaron a perder el conocimiento”.

Te puede interesar

Conocé todo lo que se suma a Netflix en agosto

Mirá con atención: vos tenés que definir la sentencia

Julia Ducournau, la segunda mujer que gana la Palma de Oro

Lo último

Llegó el tráiler de la versión moderna de "Cenicienta"

Flow sumó a Paramount+: el primer año será gratuito

Tres gemelos perdidos y un oscuro experimento en Netflix

Sudáfrica aporta un drama judicial que no da respiro