×
Cadena 3

Caso inédito

Después de estar cancelado 4 años, vuelve Kevin Spacey

El italiano Franco Nero se animó a ofrecerle uno de los roles protagónicos de "El hombre que dibujó a Dios", sobre un artista ciego que hace retratos en base a la voz.

24/05/2021 | 11:05

Haciendo gala de un coraje que no se sabe si tendrá recompensa o castigo, Franco Nero comunicó formalmente que ha convocado para su próxima película a Kevin Spacey, que lo considera un actor excelente y que no ve la hora de comenzar el rodaje. Todo eso está dentro de lo habitual cuando se anuncia el inicio de una filmación; lo extraordinario en este caso es que el director de los ojos azules más claros de Italia se animó a levantar la cancelación que pesa sobre el protagonista de “House of Cards” desde que Anthony Rapp denunció que le había dirigido una propuesta sexual un par de décadas atrás, cuando él tenía 14 años.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Al principio fue un rumor, pero en cuestión de días y en el oleaje que provocó el movimiento #MeToo se convirtió en un tsunami que mantiene hasta ahora alejado de las cámaras a un hombre al que le llovían ofertas, que ya había conquistado dos Oscars y que atravesaba por el momento de mayor popularidad gracias a la serie sobre la que Netflix edificó su prestigio, en la que encarnaba al poderoso presidente Frank Underwood.

A Kevin Spacey lo borraron literalmente del cine y la televisión. Estaba lista, para el estreno “Todo el poder del dinero”, en la que interpretaba a Paul Getty y se tomaron el trabajo de eliminarlo de todas las escenas tras disponer su reemplazo por Christopher Plummer.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

“House…” que transitaba por su momento de esplendor y permitía el crecimiento de la plataforma de streaming en todo el mundo también padeció la decisión nunca expresada pero acatada por todos los ejecutivos , de desembarazarse de su protagonista. Como si se tratara del portador de un virus mortal, se dispuso quitarlo de en medio al punto tal que en la continuidad de la serie ni siquiera emplearon el recurso del flashback para facilitar el desarrollo de la historia o al menos que lo citara otro actor o lo recordara su esposa en la ficción, Robin Wright, que además de convertirse en su viuda, lo reemplazaba al frente del Estado.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Mientras eso ocurría y uno de los hombres más ocupados y solicitados del mundo pasaba a retiro efectivo, se formalizaban dos denuncias en su contra , por acoso sexual, en los tribunales norteamericanos y otra en los británicos. Una de ellas desapareció tras la muerte del demandante y la otra ha sufrido en estos días un cambio importante.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

El juez Lewis Kaplan acaba de dictaminar que uno de los denunciantes, conocido por las iniciales C.D, tiene que salir del anominato si quiere continuar la demanda. Los abogados del actor manifestaron que es difícil defenderlo si ni siquiera pueden identificar a la supuesta víctima, mientras que los patrocinantes del que exige justicia piden que no lo revictimicen y alegan que hay que evitar a toda costa que su nombre circule por los medios de comunicación.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El de Kevin Spacey está a punto de convertirse en un caso testigo. Hasta el momento ninguno de los grandes cancelados ha podido recuperar su lugar en la industria del entretenimiento. El mundo se debe, todavía, un debate sobre la presunta legitimidad de actuar retroactivamente sobre la carrera de alguien que ni siquiera tiene una condena formal.

La cultura de la cancelación no contempla la presunción de inocencia. Castiga delitos perversos que culturalmente han tenido cierta protección, devenida de una sociedad que miraba para otro lado o que se resignaba a que algunos de sus integrantes con poder se aprovecharan de los más vulnerables.

Hollywood y la industria del entretenimiento fueron los primeros en experimentar las consecuencias de un movimiento de alcance global que pretendió hacer justicia, sin los tiempos ni los requisitos que impone la ley y que exigen los tribunales. Al principio fuimos de sorpresa en sorpresa , pero desde que cayó en desgracia el ahora condenado Harvey Weinstein hasta que Ashton Kutcher se quedó sin hermano en “The Ranch” por las denuncias a Danny Masterson, han caído en desgracia exponentes de otros sectores y ya hay quienes han sugerido terminar con la filosofía de Michel Foucault y con las obras completas de Philip Roth y hasta de su biógrafo Blake Bailey.

Habrá que ver si la popularidad y el prestigio de Franco Nero alcanzan para el retorno de Spacey, sin daños colaterales. Nadie ha dudado nunca de su calidad interpretativa ni de su ductilidad. Tiene ahora una nueva oportunidad de brillar en una propuesta que despierta grandes expectativas.

Le espera uno de los roles protagónicos de “El hombre que dibujó a Dios", sobre un artista plástico ciego que elabora retratos perfectos en base a la voz de su interlocutor.

Por María Rosa Beltramo.

Te puede interesar

El rodaje de una película revolucionó a un pueblo cordobés

A pura adrenalina llega a los cines "Rápidos y Furiosos 9"

Lo último

El rodaje de una película revolucionó a un pueblo cordobés

Primeras imágenes de Natalia Oreiro en "Santa Evita"

"Luca", una historia sencilla y emotiva sobre la amistad

Salió un explosivo tráiler de la parte 2 de Sky Rojo