Cadena 3

Thriller belga

Dos veranos: ¿Cuántos años se puede sofocar un mal recuerdo?

La producción de Tom Lenaerts y  Brecht Van Hoenacker intenta resolver en medio de un ambiente paradisíaco un conflicto nacido hace treinta años. De eso no hablan nunca pero no pueden olvidar.

13/06/2022 | 08:24

Por María Rosa Beltramo

Un grupo de amigos se reúne treinta años después de que uno de los integrantes muriera en un accidente. Unas relajantes vacaciones en un islote situado frente a la Costa Azul francesa se convierten en una pesadilla, cuando algunos de los  integrantes del grupo  comienzan a ser chantajeados con la amenaza de la difusión de  lo ocurrido en otro verano, en 1992, cuando todos ellos eran adolescentes.

La producción belga consigue intercalar con ritmo y orden imágenes de esos dos momentos; cuando sucedió aquello que han sepultado en su memoria y la actualidad, el reencuentro de siete amigos para celebrar los 50  años de una integrante del grupo  y, de paso, recordar a uno de ellos muerto en plena juventud.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

La historia arranca con la llegada al aeropuerto más próximo de los invitados a festejar  los 50 de la mujer que ha alquilado  una espectacular casona en una isla rocosa donde hay una vegetación espesa, riachos, pájaros cantarinos y abajo el mar azul y transparente, lamiendo apenas una  playa angosta y rocosa.

Los anfitriones quieren privacidad para ellos y sus amigos y por eso le  han dado franco a los trabajadores domésticos. O sea, están solos. Tan solos como cuando se reunieron en la casa de  uno de ellos -el más poderoso del grupo, el hijo de padres ricos- aunque entonces  eran maravillosamente jóvenes y querían romper límites , como corresponde a alguien que transita ese período.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Entre los experimentos que ensayan para tratar de pasarlo bien y ya que están alejados de la mirada censora de los adultos, algunos de ellos se atiborran de alcohol y de pastillas. Y en ese estado, cuando trasladan a una de las chicas hasta la cama, sucede algo tremendo, llamado a perseguirlos por el resto de su existencia.

Alguien tal vez menos drogado y no tan borracho saca a relucir una filmadora y registra minuciosamente ese  momento. A la mañana siguiente parece que la noche anterior se hubiera devorado todo lo malo. Todos están mal, con resaca  y un espantoso dolor de cabeza pero, en apariencias, no ocurrió nada que merezca un reproche.

Es más, el video que registró eso que habrá que olvidar para seguir viviendo sin preocupaciones, va a parar, presuntamente, a una hoguera. Y ojos que no ven, corazón que no siente. La víctima de todo sólo despierta cuando el sol ya está en el cenit y salvo por el malestar de la mezcla de whisky y ansiolíticos, no sabe, no recuerda, no reclama.

El elenco  reúne a An Miller, Marieke Anthoni, Tom Vermeir, Lukas Bulteel, Herwig Ilegems, Bjarne Devolder, Inge Paulussen, Louise Bergez, Kevin Janssens, Ruth Becquart, Koen De Bouw, Vincent Van Sande y  Felix Meyer, quienes interpretan a los amigos en las dos etapas , las vacaciones actuales y las del 92.

La serie, de seis episodios, va armando de a poco el estallido cuando al menos la mitad de los convocados para lo que debía ser una gran celebración, se entera de que han comenzado a llegar a algunos celulares el video que reproduce lo ocurrido en aquel verano y que todos ellos habían visto arder.

Lo mejor de la historia pasa por el modo como empieza a surgir primero con timidez y después como un torrente, aquello que pretendieron sepultar en el olvido y que, en apariencias, no tuvo consecuencias para nadie. ¿Por qué? Muy simple, la damnificada nunca abrió la boca; el principal implicado  murió en un accidente doméstico  y el resto asegura ahora, tres décadas después, que tal vez no fue tan grave.

La maestría de "Dos veranos" reside en ese clima raro donde se habla todo el tiempo de algo serio como si se hubiera tratado de una bromita típica de estudiantes, mientras el espectador puede comprender hasta dónde ese recuerdo, en apariencias débil, aparece en cualquier momento con consecuencias insospechadas.

Te puede interesar

"Adulterio", la serie holandesa que derrocha pasión e intriga

Pelis y series: 3 estrenos "bomba" para ver el finde

Los autores del robo del siglo cuentan los secretos en un documental de Netflix

Lo último

Ahora se conoció el tipo de demencia que apuró el final de Robin Williams

"Adulterio", la serie holandesa que derrocha pasión e intriga

Los autores del robo del siglo cuentan los secretos en un documental de Netflix

Emocionante: así es la película del histórico rescate en las cuevas de Tailandia