Cadena 3

Crímenes en Copenhague

"El caso Hartung" es un policial danés magnético y adictivo

Son 6 episodios que no dan respiro y que se basan en la novela de Søren Sveistrup, del que ya vimos  “Forbrydelsen” que los norteamericanos convirtieron en "The Killing".

06/10/2021 | 10:26

Por María Rosa Beltramo.

Hay un asesino serial que deja siempre, al lado de la víctima, un muñeco de castañas; dos investigadores que no parecen sentirse cómodos en su mutua compañía pero se complementan a la perfección y, sobre todo, el crimen no esclarecido de una niña que pesa en el ánimo de la justicia y la policía y ha sumergido a la familia de una ministra en un pozo de tristeza del que no logra salir.

"El caso Hartung", disponible en Netflix, es otra muestra de la calidad de realizadores daneses para hacer un policial capaz de sorprender al espectador mejor preparado y más exigente.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Lo que tal vez hace la diferencia con otras series, es que detrás de la historia está Søren Sveistrup, el autor de “Forbrydelsen” la serie original de la televisión de Dinamarca que después compraron los norteamericanos para una excelente versión que se conoció como "The Killing".

"El caso..." es , justamente, la primera novela de Sveistrup y se convirtió en best seller gracias a una trama ágil y magnética. La serie se desarrolla en seis episodios de poco más de 50 minutos.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La detective Naia Thulin (Danica Curcic) a punto de pedir un traslado que le deje tiempo para cuidar a su hija, es la investigadora a la que envían al escenario de un crimen junto a Mark Hess (Mikkel Boe Følsgaard), su nuevo compañero, un recién llegado a Copenhague tras un paso fallido por la Europol.

Los policías encuentran a la primera víctima con una de sus manos amputada y a su lado un muñeco de esos que fabrican los niños uniendo castañas. Cuando el cuerpo y el resto de la evidencia van a parar a manos de los forenses, descubren un dato tremendamente inquietante: en la figura infantil están las huellas dactilares de la hijita de la ministra Rosa Hartung (Iben Dorner) asesinada hace casi un año.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Ese antiguo caso, extraño e irresuelto, es el que tiene preocupados a los mandos policiales y complica la investigación de los homicidios actuales, sobre todo porque incluirlo en la pesquisa implica hablar con la ministra de Desarrollo Social y su marido sobre la desaparición de su hija, un episodio que los tiene en carne viva.

Como corresponde a las historias bien narradas, mientras los investigadores procuran encontrar la punta del ovillo, hay pantallazos sobre la vida de Naia Thulin, una madre soltera, hábil para el trabajo policial pero siempre en falta con su niña, que pasa casi todo el tiempo con su abuelo.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Su flamante compañero aparenta , en ocasiones, una llamativa insensibilidad, pero trabaja con dedicación absoluta mientras intenta olvidar un hecho triste que ignora la mayoría de quienes lo rodean.

Las piezas se van armando capítulo a capítulo y con una hábil dirección los responsables de la serie van guiando- y a veces desorientando- a los espectadores hasta que la resolución llega de manera sorprendente e inesperada.

Lo bueno es que en cada episodio el interés del espectador se alimenta de pistas que a veces no conducen a nada y otras se acercan al umbral del esclarecimiento, pero siempre la narración fluye con naturalidad y es difícil abandonarla. La serie danesa es de esas que no permiten pausas.

De paso y aunque es un clásico de todos los buenos policiales, hay que estar atento a la relación entre los dos investigadores que parecen tener intereses divergentes y un compromiso dispar con la causa , pero se complementan cada vez mejor y, sobre todo, se muestran eficaces e ignoran lo que parece evidente para buscar lo verdadero.

El elenco está integrado por buenos actores de la escena danesa entre los que figuran Esben Dalgaard Andersen, David Dencik y Lars Ranthe, muy poco conocidos por el público argentino. El único que tenemos en la mira es Bjarne Henriksen porque ya brilló en “Forbrydelsen” como el padre de la adolescente desaparecida y en “Borgen”, donde interpretó al ministro de Defensa, más tarde ministro de Relaciones Exteriores y líder laborista Hans Christian Thorsen. Acá tiene un breve papel como policía de pueblo.

Te puede interesar

La nueva serie éxito de Corea tras "El juego del calamar"

Cobró 36 millones de dólares y ahora tiene que pagar 31

Historias del mundo de terror y suspenso para ver en Netflix

Lo último

La nueva serie éxito de Corea tras "El juego del calamar"

Lerner y el documental de Los Beatles: "Los humaniza mucho"

La serie cordobesa La chica que limpia tendrá versión árabe

Netflix graba una nueva película de la tragedia en los Andes