Cadena 3

¿Industria amenazada?

El cine nacional celebra su día con nuevos desafíos

El público sigue eligiendo las producciones argentinas y el streaming les ha permitido una impensada difusión. El listado de las diez películas más taquilleras de la historia.

23/05/2022 | 08:38

Por María Rosa Beltramo

Este lunes 23 de mayo se festeja El Día del Cine Nacional en homenaje a la primera película argumental, “La Revolución de Mayo”, dirigida por el italiano Mario Gallo y estrenada en el Teatro Ateneo de Buenos Aires, el 23 de mayo de 1909. La celebración encuentra a la industria nacional cinematográfica intentando recuperarse de la pandemia que en esta actividad, como en ninguna otra, tuvo tremendas consecuencias por el cierre de salas y la paralización de los rodajes.

No obstante las dificultades, el cine está más vivo que nunca aunque cualquier análisis  sobre su presente tenga que considerar nuevos elementos que hace una década no existían y ahora han transformado todo.

Para que se entienda la importancia del streaming como factor multiplicador hay que decir que la película más vista del cine nacional es “Relatos Salvajes”, de 2014, que fue vista por 3.986.362 espectadores. Este año, “Granizo”, estrenada en Netflix, sumó en menos de 15 días 30 millones de espectadores y sigue convocando público de todo el mundo a un ritmo más lento, pero sostenido.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Es cierto que hay una polémica aún no saldada sobre la utilidad del streaming -Christopher Nolan en contra y Paul Greengrass, a favor , por mencionar a los líderes de ambos bandos- y que los expertos siguen discutiendo sobre si admiten la misma calificación una producción que pasa por las salas y otra dirigida a usuarios de plataformas, pero lo real es que al menos el factor estadístico no puede soslayarse.

Lo real es que el cine sigue rozagante aunque algunos lo dieron por muerto cuando apareció la televisión, otros vaticinaron su desaparición con el fenómeno de los videoclubes y otros tanto firmaron la partida de defunción cuando cerraron las grandes salas de las ciudades y poco a poco se fueron apagando las pantallas de los pueblos.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Sin embargo llegaron las compañías internacionales y se hicieron fuertes en los shoppings. Y el cine sigue vivo. Según los números actualizados a diciembre de 2021, hay 1000 pantallas distribuidas en 331 cines. Por supuesto, al igual que lo que ocurre con otras actividades culturales, la localización geográfica de las salas se concentra en las grandes ciudades. La mayoría de las localidades pequeñas ya no tienen cine.

En materia de premios, el mundo reconoce como el más importante al Oscar y Argentina logró uno en 1986 con “La historia oficial” de Luis Puenzo y otro en 2010 con “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella.

Las diez películas que más público han convocado en la historia de la cinematografía nacional están en un podio que encabeza “Relatos salvajes” (2014) con 3.986.362 espectadores, seguida por “Nazareno Cruz y el Lobo” (1975) con 3.400.000 y “Camila” (1984) vista por 2.660.000 personas.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Las siete restantes hasta llegar al décimo puesto son las siguientes: “El clan” (2015) 2.651.708; “El santo de la espada” (1970) 2.600.000; “Juan Moreira” (1973) 2.500.000; “El secreto de sus ojos” (2009) 2.457.396; “Martín Fierro” (1970) 2.400.000; “Manuelita” (1999) 2.210.600 y “La tregua” (1974) 2.200.000

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En cuanto al momento que atraviesa el cine nacional, hay preocupación por una medida que podría dejar a la actividad sin financiamiento. Se trata de las consecuencias que tendría la aplicación, en los próximos meses, de la Ley 27.432, una reforma tributaria aprobada por el Congreso en 2017, que establece una modificación en los impuestos destinados a subsidiar a amplios sectores de la cultura y de la producción audiovisual.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En uno de sus artículos, esa ley prevé que después del 31 de diciembre de 2022 los impuestos de los cuales se deducen fondos específicos de fomento a la cultura, pasen directamente al tesoro nacional. Si finalmente se da esta situación, sufrirán recortes distintas áreas vinculadas al cine, el teatro, la música, la televisión comunitaria y las bibliotecas populares.

Te puede interesar

Liberaron al realizador Paul Haggis, acusado de abuso sexual

Tom Cruise cumple 60 años: 3 películas para ver en Netflix

Lo último

Con Nicolas Cage: la crítica la mató, pero brilla en Netflix

Netflix apuesta fuerte en julio: conocé lo que suma este mes

Para los chicos: Francella es villano en La gallina turuleca

Liberaron al realizador Paul Haggis, acusado de abuso sexual