Cadena 3

3 buenas ofertas en Netflix

El cine se ocupa de la esclavitud en pleno siglo XXI

"7 prisioneros" aborda el delito de trata con fines laborales y hay otras dos buenas producciones que analizan la explotación sexual de mujeres y niñas.

25/11/2021 | 10:30

Por María Rosa Beltramo.

Delito que tiene estricta vigencia pero que remite a la época de la esclavitud, la trata de personas posee una lamentable actualidad de la que el cine suele ocuparse con suerte dispar. Netflix ha incorporado recientemente a su catálogo "7 prisioneros" , una producción brasileña que recrea casos de explotación laboral de campesinos del país y extranjeros en la espléndida escenografía de San Pablo.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Es más abundante el material sobre el sometimiento de mujeres y niños con fines sexuales. La plataforma de streaming tiene una oferta variada, con títulos interesantes como "Chicas perdidas", un filme norteamericano de 2020 y "Yo soy todas las niñas" de este año y procedente de Sudáfrica, ambos basados en dolorosos casos reales.

"7 prisioneros" fue dirigida por Alexandre Moratto y producida por Fernando Meirelles, el realizador de "Ciudad de Dios" y se respalda en las muy buenas actuaciones de Christian Malheiro y Rodrigo Santoro para exponer una realidad que no se compadece con la modernidad y parece increíble a esta altura del siglo XXI. No obstante la historia que exhibe es muy parecida a la que suele exponer la crónica periodística cuando agentes de organismos de recaudación impositiva o de migraciones descubren auténticas cuevas subterráneas en las que trabajan personas que, a cambio, sólo reciben algo de alimento .

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El guión escrito por el propio Moratto y Thayná Mantesso se ocupa de un grupo de jovencitos extremadamente pobres que creen estar viviendo uno de los mejores días de su existencia cuando los invitan a dejar la zona rural en la que viven para trabajar en un depósito de chatarra de San Pablo, una metrópoli que los cautiva con sus carreteras interminables, sus rascacielos y la promesa de prosperidad.

Los cuatro chicos verán esfumarse uno a uno sus sueños pocas horas después de arribar a la inmensa chacarita que cuida Luca (Rodrigo Santoro), una mezcla explosiva de capataz, capanga, sereno y el rostro conocido de una red que permanece en las sombras y que suma a extranjeros indocumentados o a compatriotas desprotegidos a talleres donde se trabaja noche y día y donde la mano de obra sólo acumula deudas.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La patronal es la que hace las cuentas y la que dictamina que no han cubierto con su labor el traslado, ni el sucio camastro donde descansan ni la escasa comida que los mantiene activos. Encima, no pasa un día sin que les adviertan que si se escapan, los que pagarán los platos rotos serán sus familiares en el campo.

"7 prisioneros" no se detiene en la denuncia. La parte más interesante consiste en seguir la evolución en el grupo del personaje que interpreta Christian Malheiro que el espectador visualiza al principio como al líder de una revuelta que espera durante toda la narración.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

"Yo soy todas las niñas"

"Yo soy todas las niñas" se basa en un resonante episodio ocurrido en la Sudáfrica del apartheid. La historia está inspirada en el caso del asesino serial y pedófilo Gert van Rooyen, quien entre 1988 y 1989 secuestró, e hizo desaparecer, a seis niñas.

La acción salta de esa época a la actualidad donde una investigadora de crímenes especiales procura la detención de un asesino que deja en cada una de sus víctimas el nombre de las niñas desaparecidas.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Fue dirigida por Donovan Marsh y tiene un elenco de figuras desconocidas en esta parte del mundo pero experimentadas en el cine de Sudáfrica. En los roles principales destacan Deon Lotz, Erica Wessels, Masasa Mbangeni, Lizz Meiring, Matt Stern, Hlubi Mboya, Brendon Daniels y Ben Kruger.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Chicas perdidas

"Chicas perdidas" es del año pasado, fue dirigida por Liz Garbus y también está inspirada en un episodio real. Mari Gilbert (Amy Ryan) enfrenta la desaparición de una de sus hijas y comprueba rápidamente que la policía y la justicia no hacen nada para tratar de encontrarla.

Inicia entonces su propia investigación en la zona de Long Island donde la joven fue vista por última vez. La comprometida búsqueda materna saca a la luz otros hechos de los que nadie parece acordarse y es que casi una docena de trabajadoras sexuales han sido asesinadas a lo largo de los años.

En el reparto, además de Ryan están Thomasin McKenzie, Lola Kirke, Gabriel Byrne, Ooma Laurene y Jimi Stanton, entre otros. Uno de los principales aciertos de la directora Garbus es demostrar las desigualdades del sistema, lo que obliga a Mari Gilbert a convertirse en la vocera de los familiares de las otras víctimas, mientras de manera paralela lleva a cabo su propia investigación.

La realizadora se detiene a mostrar los terribles efectos que la ausencia de Shannan, la hija de Mari, provoca en su madre y hermanas, mientras la justicia, la policía y la sociedad miran para otro lado.

Te puede interesar

"El poder del perro" consagra a Benedict Cumberbatch

Will Smith, comedia argentina y terror: los estrenos de cine

La venganza de las víctimas ignoradas por la ley

Lo último

Llega "Amor sin barreras", lo nuevo de Steven Spielberg

La nueva serie de "Vikingos" ya tiene fecha de estreno

Fans de "Esperando la Carroza" podrán visitar sus locaciones

3 películas que no se bajan de las tendencias en Netflix