×
Cadena 3

Tres películas en Netflix

"El olvido que seremos" mejora la oferta de cine latino

El título alude a un poema de Jorge Luis Borges y la película fue dirigida por Fernando Trueba y protagonizada por Javier Cámara. También hay una propuesta uruguaya y una chilena en la plataforma.

27/09/2021 | 10:49

Por María Rosa Beltramo

La principal característica de las plataformas de streaming es la diversidad de producciones. Hicieron posible el sueño de llevar el mundo a cada casa y ahora es factible elegir no sólo por director o por género, comercial o underground, tanques de Hollywood o talentosos y desconocidos actores del stand up rumanos. También se nos permite desplegar un atlas y escoger películas o series de (casi) cualquier país o continente. 

Estados Unidos y Europa lideran en cantidad, pero hay de todas partes. Y la ocasión es buena para volver la mirada, en este momento, sobre nuestros vecinos. El cine latinoamericano sienta sus reales en Netflix y hay nuevas propuestas que vale la pena considerar.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En los últimos días la plataforma sumó “El olvido que seremos” un precioso título que alude a un poema de nuestro Jorge Luis Borges (“Ya somos el olvido que seremos/el polvo elemental que nos ignora/ y que fue el rojo Adán y que es ahora/todos los hombres, y que no veremos”).

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La película colombiana está dirigida por el español Fernando Trueba y protagonizada por Javier Cámara y repasa la trayectoria de Héctor Abad Gómez, un prestigioso médico, docente universitario y activo defensor de los derechos humanos, durante los convulsionados años 70 y 80, décadas de violencia política, irrupción de grupos armados y paramilitares y de los carteles de la droga.

La historia de Abad Gómez está contada por su hijo, el escritor Héctor Abad Faciolince y el filme tiene entre sus grandes méritos la actuación descollante del español Javier Cámara y la naturalidad de Nicolás Renes Cano, a quien le toca interpretar al hijo del médico durante su niñez y pre adolescencia.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Es precisamente la mirada guiada por el afecto la que permite disfrutar de las mejores cosas de la película, la vida de una familia integrada por una pareja y sus seis hijos; cinco chicas y el único varón en una sociedad tironeada por instituciones que pretenden conservarla inalterable y sumisa -hay un obispo que tiene una corta pero decisiva participación-y las ideas rupturistas que caracterizaron a buena parte del siglo XX.

Javier Cámara ha cambiado hasta el acento para recrear la vida de un docente que era amado por sus estudiantes y tenía una relación idílica con su familia y termina convirtiéndose en víctima de una sociedad que en una etapa de la vida institucional cae en la tentación de intentar resolver sus diferencias por la vía armada.

“El olvido que seremos” ayudó a colocar a Colombia en la agenda del cine internacional en 2020 y tuvo un interesante recorrido por festivales realizados en España y Francia, consiguió nominaciones en varias categorías de los Premios Platino, estuvo presente como selección del Festival de Cine de Cannes, la nominaron para los Oscar y participó de los festivales de San Sebastián, India, Miami y Roma. También se llevó el premio a mejor película iberoamericana en los Goya de 2020.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

"El Club"

"El olvido que seremos" es la última incorporación latinoamericana de Netflix, que ya tiene en su catálogo promisorias ofertas de otros países vecinos. Entre ellas está “El Club” (2015) la película dirigida por Pablo Larraín que sigue a cuatro sacerdotes que conviven en una casa ubicada en un pueblo costero, bajo la atenta mirada de Mónica, una monja que ayuda con las tareas domésticas y es una suerte de cuidadora.

Los curas están ahí para purgar sus pecados y hacer penitencia. La vida rutinaria del misterioso grupo sufre una inesperada transformación con la llegada de otro cura. El guión del propio Larraín y Guillermo Calderón y Daniel Villalobos cosechó una gran cantidad de premios y nominaciones. Protagonizan “El Club” Roberto Farías, Antonia Zegers, Alfredo Castro, Alejandro Goic, Marcelo Alonso y Alejandro Sieveking.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

"Whisky"

Y para completar el recorrido por países cercanos en la geografía y el afecto, vale la pena darle el crédito a Uruguay por “Whisky”, una tierna tragicomedia sobre un solitario propietario de una pequeña y vieja fábrica de medias que le pide a la encargada del establecimiento que asuma por un par de días el falso rol de su esposa porque está por llegar de su visita su hermano menor, que vive en Brasil, y no quiere que sepa que vive solo.

El titulo del filme de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll , “Whisky”, alude a lo que el fotógrafo le pide que digan a Jacobo (Andrés Pazos) y Marta (Mirella Pascual) cuando para darle mayor entidad a la mentira, deciden retratarse juntos.

Ella es la empleada de mayor confianza del empresario y él no se resigna a exhibir su tremenda soledad ante Herman (Jorge Bolani), su hermano que vive hace 20 años en Brasil y que regresará a Montevideo para la ceremonia de colocación de una lápida en la tumba de la madre de ambos .

“Whisky” tiene un ritmo cansino, muy pocos diálogos y actuaciones convincentes así como varios pasajes de humor, a veces involuntario y otras veces bien elaborado. La película tiene música de otra época. Marta es fanática de Leonardo Favio y a lo largo de la historia, en el trabajo, en la casa y en el auto escuchará “Hoy corté una flor”, la balada que a veces sirve para encenderle una mirada velada por la tristeza y el hastío.

Te puede interesar

¿Cómo funcionan las armas de utilería que se usan en cine?

Tragedia en el set: cuando la realidad imita al arte

5 razones para ver la serie de la vida de Isabel Allende

Lo último

El documental de Britney: buenas intenciones que no alcanzan

Argentina ya tiene a su candidata para los premios Oscar

¿Cómo funcionan las armas de utilería que se usan en cine?

Tragedia en el set: cuando la realidad imita al arte