Cadena 3

"Sobrevivir al juego"

El último film de Bruce Willis no tiene salvación

Pretendieron hacer un thriller de acción pero les salió mal. Al margen del estado en el que se encontraba el actor, el guión es deficiente y el resto del elenco no está a la altura.

01/07/2022 | 09:26

María Rosa Beltramo

María Rosa Beltramo

Amazon incorporó recientemente “Sobrevivir al juego”, la última película que protagonizó Bruce Willis antes de que, inesperadamente, la familia del actor comunicara, a fines de marzo de este año, que un diagnóstico de afasia lo obligaría a dejar su carrera.

Pasada la sorpresa inicial que recibió el público, directores, productores y circunstanciales compañeros del protagonista de “Sexto sentido” revelaron que hacía ya un par de años- o media docena de films-, que le costaba mucho concentrarse y recordar su parlamento, por breve que fuera.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Mike Burns, director de “Out of Death” fue una de las personas que notó las señales del agravamiento de la salud de Willis en el set. El cineasta explicó a The Times que se fue percatando de la condición del actor a través de diferentes peticiones que le fueron hechas, como reducir los diálogos y comprimir lo más que pudiera las escenas para completarlas en un día de filmación.

“Después del primer día de trabajo con Bruce, pude verlo de primera mano y me di cuenta de que había un problema más grande en juego aquí y por el hecho de que me pidieron que acortara sus líneas”.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Viendo “Sobrevivir al juego” cualquiera podría sucumbir a la tentación de culpar a la enfermedad neurodegenerativa que sufre BW del estrepitoso fracaso de la película, pero sería terriblemente injusto porque el resto del elenco estaba sano y además ninguna dolencia del equipo de filmación justifica la completa ausencia de norte de un guión que hace agua desde el primer minuto.

El reparto del film que dirigió James Cullen Bressack tiene también a Chad Michael Murray, Sarah Roemer, Donna D'Errico, Zack Ward, Sean Kanan, Kate Katzman, Simon Phillips, Yulia Klass, Swen Temmel, James Cullen Bressack, Michael Sirow, Kristos Andrews, Canyon Prince y Adam Huel Potter.

El responsable del guión es Ross Peacock y le puso ingredientes supuestamente nobles para escribir un thriller de acción, pero todo lo salió mal y terminó elaborando un producto en el que algunos malditos dan risa, los buenos no se saben para qué están y Bruce, que seguramente se llevó el cachet más importante, deambula por un par de escenarios con una grotesca herida en el costado, serio y con cara de no entender dónde está.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Willis es el detective David Watson, quien junto a Cal (Swen Temmel) persiguen a dos narcos hasta un galpón en donde está previsto un intercambio. Lo siguiente es de manual. Los malos advierten la llegada de los policías y se genera entonces un tiroteo en el que el personaje de Bruce recibe la peor parte, en forma de disparo que tiñe de rojo su costado derecho.

Su compañero de desventuras vuelve a subirse al auto para tratar de capturar a los delincuentes que pretenden huir hasta que , al cabo de una carrera por una atractivo camino bordeado de palmeras, llegan hasta una granja en la que vive, solo, triste y conflictuado Eric (Chad Michael Murray) un hombre que ha perdido recientemente a su mujer y a su hija.

A esa altura el espectador cree que el detective Watson ha pasado a mejor vida , pero no. Reaparece, con el hueco en el costado y la sangre seca .En realidad no parece demasiado afectado por la bala ni el entorno y por el hecho de que , además, lo han maniatado.

Lo obvio en todos los últimos filmes en los que los productores insistían en meter a Bruce Willis es alguna frase o un guiño en el que se tomara el pelo a sí mismo o aludiera a sus películas emblemáticas o le regalara a la cámara 5 minutos de su perfil característico o alguna maniobra de esas que le permitían desembarazarse del rival de turno.

Al guionista no se le ocurrió nada o el director tal vez no consiguió que el héroe de “Duro de matar” se plantara frente al villano de turno y con una llave afortunada o una frase certera.

El resto del elenco hace lo que puede, que es poquísimo. Y siguen los tiros y la historia del granjero solitario que no conmueve a nadie y Bruce consume minutos que deberían ser gloriosos porque ,aunque nadie lo sabía, era su despedida. La película no tiene remedio. No hay caso. Si uno quiere homenajear a Bruce hay que buscar sus viejas películas . Y perdonarle esta.

Te puede interesar

A la hija de Fidel, le gusta James Franco para interpretar a su padre

Cobra Kai regresa a Netflix con un temido villano de Karate Kid

El doble de Bruce Willis promete mantener vivo al actor

Lo último

Ahora se conoció el tipo de demencia que apuró el final de Robin Williams

"Adulterio", la serie holandesa que derrocha pasión e intriga

Los autores del robo del siglo cuentan los secretos en un documental de Netflix

Emocionante: así es la película del histórico rescate en las cuevas de Tailandia