Cadena 3

Nueva serie de Netflix

"Gente ansiosa" y llena de humanidad en otra comedia sueca

Tiene un comienzo típico de policial pero rápidamente se ve que la historia discurre por otros andariveles. El punto clave es la atractiva galería de personajes. Es la adapación de un libro de Fredrik Backman. 

14/01/2022 | 08:18

Por María Rosa Beltramo

La historia empieza bien arriba, con una maniobra casi clásica. Un ladrón solitario y nervioso irrumpe en un banco situado frente a la plaza a la hora justa, en la que no hay clientes. Desgraciadamente para él, tampoco efectivo. La aterrorizada cajera le muestra un cartel, visible desde cualquier sector del local, que lo informa con claridad.

Lo que estaba llamado a resolverse en un par de minutos se complica gravemente, en el horizonte próximo aparece la policía y al delincuente lo único que le queda a mano es una medida desesperada: tomar de rehenes a ocho personas que han coincidido en un edificio contiguo, de puertas abiertas, donde se alquila un departamento.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Esos 3 o 4 minutos del capítulo inicial de “Gente ansiosa”, la nueva producción que se sumó a Netflix, pueden crear la falsa impresión de que se trata de un típico policial nórdico, pero no. O sólo parcialmente , porque la acción transcurre en una ciudad sueca pero se trata de una comedia, lo que el espectador advertirá rápidamente cuando descubra que a los dos policías que están en las inmediaciones de la escena del crimen les cuesta darse cuenta de lo que está pasando y que el más joven sale en persecución del malhechor con el pelo a medio cortar, una trabita de esas para separar un mechón que le quita cualquier atisbo de seriedad y una peluquera que corre tras él intentado terminar con la faena interrumpida.

“Gente ansiosa” se desarrolla en seis episodios breves y es una adaptación de un libro de Fredrik Backman, el mismo autor de "Un hombre llamado Ove” -película que compitió por el Oscar a mejor film de habla no inglesa-, "Cosas que mi hijo necesita saber sobre el mundo” y “Mi abuela me pidió que te dijera que lo siente”.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La comedia tiene más humanidad que humor cuando el espectador comienza a vislumbrar las relaciones que han logrado establecer durante el breve tiempo de cautiverio los rehenes. Ciertos vínculos son previsibles y otros sorprendentes y tiernos. Alfred Svensson, como el policía hijo y Dan Ekborg como el padre conforman una dupla estupenda, con varios matices. A veces parece que cualquier investigación por sencilla que sea los sobrepasa e inesperadamente se rebelan como hábiles e inteligentes para descubrir la trama oculta.

Gran parte del atractivo de la historia pasa por lo que el espectador va conociendo de cada uno de los personajes que fue rehén del asaltante que parece haberse evaporado y para cuya captura hay que reproducir, en detalle, esas conversaciones que se registraron en el interior del departamento ofrecido en alquiler entre la entrada del delincuente enmascarado y la llegada de un grupo especial de la policía sueca enviado desde la capital para ayudar a los dos agentes locales.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

De los capítulos de media hora se ocupó Camilla Ahlgren, guionista de algunos de los episodios de Bron/Broen, la serie sueco-danesa que es de lo mejor de la última década. También escribió “Arenas movedizas”, un policial que desde hace un par de años integra el catálogo de Netflix.

El elenco se completa con Carla Sehn, Sascha Zacharias, Petrina Solange, Marika Lagercrantz, Leif Andrée, Anna Granath, Per Andersson, Lottie Ejebrant, y Sofia Ledarp.

Te puede interesar

Pelis y series: 3 estrenos "bomba" para ver el finde

Llegó "Capitani" para mejorar la oferta de policiales

Para el cine y la tv siempre fueron una obsesión los crímenes de Charles Manson

Lo último

Emocionante: así es la película del histórico rescate en las cuevas de Tailandia

A la hija de Fidel, le gusta James Franco para interpretar a su padre

Ni por todo el oro del mundo Brad Pitt actuaría con Tom Cruise y Harrison Ford

Lewis Hamilton estuvo al borde de cumplir su sueño de actuar en la nueva Top Gun