×
Cadena 3

Piden volver atrás

La entrega de premios de este año tuvo otro color

Los que muchas veces se quejaron de la tradicional ceremonia en el Teatro Dolby añoran esa escenografía y se quejan del esquema con las cuatro sedes.

26/04/2021 | 09:26

No hay encuestas serias aún pero alrededor de siete de cada diez espectadores argentinos de la entrega de los Oscar dice haberse aburrido como una ostra durante las tres horas que puso al aire la señal TNT o el tiempo que soportaron frente a la pantalla. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La ceremonia , repartida entre la Estación de Trenes de Los Ángeles, el teatro Dolby y las subsedes de París y Londres, no tuvo fallas técnicas y los plazos se cumplieron a la perfección para que la Academia mostrara todo lo que se había propuesto.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Los que vieron defraudadas sus expectativas tal vez están demasiado acostumbrados a la escenografía tradicional del teatro situado sobre el Boulevard Hollywood , sus perfectas hileras  de butacas rojas y ese movimiento de cámaras que empezaba en primera fila con Meryl Streep y/o Clint Eastwood y terminaba en la otra punta con Dustin Hoffmann

El precioso edificio de la Union Station con sus desniveles , sus sillones y sus mesas iluminadas tiene otro color y en ese ámbito lujoso y cuidado,  los Oscars parecen extraños sobre todo si el observador pone blanco sobre negro otras premiaciones. La cronometrada reunión de anoche nunca podría competir, por ejemplo, con aquella en  la que Roberto Benigni, el de La Vida es Bella,  oía su nombre, pronunciado por la incomparable SofÍa Loren, y loco de felicidad caminaba por el respaldo de las butacas con una audiencia de millones que supervisaba su precario equilibrio, camino al escenario, a la gloria y a la estatuilla.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Los de este domingo de abril son Oscars en pandemia; con aislamiento previo, PCR y distancia social, sin la comidilla de los célebres almuerzos de la semana anterior en los que se armaban y deshacían parejas, algunas estrellas crecían en estelaridad y comenzaban a escribirse los guiones para el año próximo.

El Covid se llevó también el capítulo post entrega, un segmento amado por los cronistas que el lunes podían retratar la sobriedad del discurso de aceptación de un actor y su posterior periplo alcohólico por los lugares emblemáticos de Hollywood. La industria de los sueños no existe sólo por la taquilla, los puestos de trabajo y esos contratos fabulosos que compiten con los despropósitos del universo futbolístico, sino por fortalecer la leyenda que tiene a la ciudad californiana como el centro del planeta cine.

Quien esto escribe no comparte el aburrimiento que la mayoría dice haber experimentado. Tal vez costó algunos minutos habituarse a esa tonalidad distinta , pero la ceremonia llevaba apenas media hora cuando el danés Thomas Vinterberg se plantó frente al mundo para agradecer el Oscar a mejor película de habla no inglesa por “Another round” y en la brevedad que exigían los organizadores manifestó su alegría y su profunda pena, separadas por algunos segundos y muchas lágrimas.

“Desde los 5 años estoy ensayando esto que es una celebración de la vida", afirmó aferrado a la estatuilla, y después le ofreció simbólicamente el tributo a su hija, muerta en un accidente al comienzo de la filmación. Uno puede llorar, apenarse, festejar el premio, ¿ pero, aburrirse?.

Por María Rosa Beltramo.

Te puede interesar

El rodaje de una película revolucionó a un pueblo cordobés

A pura adrenalina llega a los cines "Rápidos y Furiosos 9"

DiCaprio hará su versión de "Otra Ronda", ganadora del Oscar

Lo último

El rodaje de una película revolucionó a un pueblo cordobés

Primeras imágenes de Natalia Oreiro en "Santa Evita"

"Luca", una historia sencilla y emotiva sobre la amistad

Salió un explosivo tráiler de la parte 2 de Sky Rojo