Cadena 3

Un ganador sin competencia

La tragedia convirtió a Liam Neeson en un héroe de película

Los personajes de acción del irlandés ganan en la taquilla y en el corazón del público. Perdió a su esposa en un accidente absurdo.

19/04/2022 | 10:10

Si hay algo de lo que cualquier programador puede estar seguro es que las películas que tienen como protagonista a Liam Neeson son un éxito. El romance del irlandés con el público se alimenta con cada una de sus incursiones en la pantalla y ha aumentado exponencialmente con las plataformas de streaming que inventaron un público global que le permite a un film ser el primero en Córdoba, Nueva York, Singapur y Rosario.

A mediados del mes pasado Netflix sumó a su oferta “The ice road” (Riesgo bajo cero) que sigue a un camionero que se suma a una misión para transportar equipos de rescate por caminos congelados. Hay que tratar de salvar a mineros atrapados bajo tierra. Peligra a cada instante la vida del conductor y también la de esos trabajadores que lo esperan para tener una chance de volver a ver la luz del sol.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El romance de Neeson con la gente es más o menos contemporáneo de uno de sus peores momentos íntimos, cuando un tonto accidente lo dejó sin su esposa, Natasha Richardson en 2009. Después de un período relativamente breve de ostracismo y alcohol decidió reconstruirse y, aunque había pasado largamente los 50, animarse a convertirse en héroe de acción a tiempo completo.

Y en ese terreno es imbatible. Nadie sabe si el secreto es ese rostro hermético y medio tristón en el que multitudes ven no sólo un guión que se repite al infinito-siempre hay un pariente cercano que es secuestrado y queda al borde de la muerte -sino también, y especialmente, los rastros de la desdichada pérdida de Natasha, la hija de la gran Vanessa Redgrave y madre de los dos hijos del actor.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Fue casi cinematográfico. Mientras él rodaba, ella aprovechó para tomar clases de esquí en una pista canadiense. En eso estaba cuando se golpeó la cabeza. Un poco confusa pero entera le habló por teléfono a Liam y hasta se permitió reírse de su torpeza.

Horas después se desvaneció y la trasladaron de urgencia a un hospital de Montreal. Allí los médicos le dijeron al marido que no había esperanzas.

El recordó que, medio en broma, medio en serio, se habían prometido una vez no prolongar artificialmente la vida si a alguno de los dos le pasaba algo. Liam tomó la mano de Natasha y le dijo: ”No sé si puedes oírme. Te llevaremos de regreso a Nueva York y todos tus familiares y amigos irán a despedirte”. Poco después ella moría en el Lenox Hill, rodeada de sus seres queridos.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Él pasó por una etapa muy difícil hasta el preciso momento en que decidió encararlo al director Luc Besson para pedirle encabezar el elenco de una de super acción. Tenía en mente un héroe que podía ser un éxito aunque fuera más veterano y menos agraciado que él.

Así llegó “Taken” (Búsqueda Implacable). En el film, Liam, en la piel de Bryan Mills, un agente jubilado de la CIA, experto en seguridad, llega para pasar unos días con Kim, su hija adolescente. Y la secuestran. Y empieza la búsqueda.

Neeson ya había protagonizado media docena de fulgurantes éxitos de taquilla, empezando por “La lista de Schindler”, pero “Búsqueda Implacable” marcó el despegue definitivo de su carrera y de un personaje al que siempre apartan de algunos de sus seres queridos.

Un parlamento breve y que no tiene nada excepcional, pasó a convertirse en la biblia de los fans del irlandés.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

"No sé quién es usted. Ni sé lo que quiere. Si espera cobrar un rescate, le aviso que no tengo dinero. Pero lo que sí tengo es una serie de habilidades concretas, habilidades que he adquirido en mi vida profesional. Habilidades que pueden ser una pesadilla para gente como usted. Si suelta a mi hija ahora mismo todo quedará en el pasado. No lo buscaré, ni lo perseguiré. Pero si no lo hace, lo buscaré, lo encontraré y lo mataré…"

Y ahí circula, de película en película , con alguna variante de esa advertencia primera mientras los malos de turno se empeñan en insistir con esos secuestros que, en el medio lo hacen sufrir como loco, y al final le permiten ejercer sus ya famosas “habilidades concretas”.

.

Te puede interesar

Para los chicos, terror coreano y más: 3 estrenos de cine

Liam Neeson cumple 70 y Hollywood todavía le debe un Oscar

La actriz Anne Heche chocó con una casa: sufrió graves quemaduras

Lo último

Para el cine y la TV siempre fueron una obsesión los crímenes de Charles Manson

"La hora de la justicia", una electrizante serie sudafricana

Matt Smith dice que "House of the dragon" tiene demasiadas escenas de sexo

Sandman, sin ser fascinante es fiel a la original