×
Cadena 3

Top Gun: Maverick

Llega la segunda parte de un éxito en el que nadie creía

Tom Hanks y Charlie Sheen despreciaron el papel que convirtió a Tom Cruise en una mega estrella de Hollywood. En noviembre estrena la continuidad del aquel épico duelo aéreo.

19/05/2021 | 11:47

Si no ocurre algo extraordinario que obligue a una nueva postergación, el 19 de noviembre se estrenará Top Gun: Maverick, la segunda parte de la película que acaba de cumplir 35 años, encumbró a Tom Cruise y se convirtió en la más taquillera de 1986, algo que ahora no le llama la atención a nadie, pero fue entonces una gran sorpresa porque los expertos hacían cola para decir “no va a andar”.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Para medir el tamaño del éxito, una de las cuestiones que hay que considerar es que el rodaje demandó una inversión de 15 millones de dólares y el público dejó en boletería 360 millones de dólares. Pero vaya a saber por qué, los ejecutivos de distintos sellos cinematográficos desconfiaban del guion escrito por Jim Cash y Jack Epps. Para muchos, la historia olía a fracaso.

Pete Maverick Mitchell (Tom Cruise) es un aviador rebelde, arriesgado y talentoso decidido a limpiar la imagen de su padre, un veterano de Vietnam derribado en misteriosas circunstancias a quien todos responsabilizan de maniobras desafortunadas que determinaron su desaparición en combate.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Top Gun incluye épicas persecuciones aéreas, increíbles batallas, un romance juvenil entre el personaje de Tom Cruise y su instructora civil, interpretada por la actriz Kelly McGillis y todo ello envuelto en una banda de sonido que también hizo historia, en la que destacaba Danger Zone de Kenny Loggins.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Todo eso se vio después cuando Tony Scott presentó el filme terminado, pero cuando estaba en los papeles nadie creía en él. Pruebas al canto: Charlie Sheen, Patrick Swayze y el mismísimo Tom Hanks, entre otros, rechazaron el papel que terminaría cambiándole la vida a Cruise y lo convertiría en una mega estrella.

El que se puso el proyecto al hombro y golpeó puertas, instaló esperanza y consiguió la financiación, fue Jerry Bruckheimer, el productor que tenía una fe ciega en la historia. Lo extraordinario es que a medida que avanzaban en el rodaje, aparecían otros escollos. Los fans de Top Gun -ahora hay millones en todo el mundo- gustan de recordar que el director se tuvo que bancar a los expertos de la Fuerza Aérea que no sólo objetaban maniobras de combate, por inverosímiles, sino hasta la ropa que usó el protagonista.

Les encanta la parte de la anécdota en la que Tony Scott les explica a los aviadores que la película que estaba haciendo no era para ellos sino para un granjero de Kansas que probablemente disfrutaría de las carreras aéreas y no encontraría nada raro en el atuendo del joven Maverick.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Hace 9 años que Tom Cruise y Jerry Bruckheimer empezaron a planear la segunda parte de Top Gun que se estrenará en noviembre. Sin embargo, también esta vez hubo problemas, algunos insalvables, como la muerte de Scott, un peleador creativo e incansable que trabajó a destajo para que el filme saliera perfecto.

Eso incluyó aportar dinero de su propio bolsillo para reiterar tomas que involucraban a avezados pilotos, extender el alquiler de aviones, convencer a los patrocinadores que valía la pena seguir filmando arriesgados despegues en un portaaviones y también mantener contentos a actores que no estaban bien preparados para pasar horas a bordo de un cazabombardero.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El anecdotario de la película original recoge también el relato de la felicitación que, aseguran, le dirigió un piloto de verdad a Tom Cruise después de una especie de vuelo de bautismo en que el actor vomitó hasta las tripas y su compañero de cabina giró la máquina y lo puso boca abajo para facilitarle la tarea.

Dicen que el militar estrechó la mano del actor y le dejó para el recuerdo una frase bien cinematográfica: “Sólo hay cuatro trabajos que vale la pena hacer en esta vida, piloto de élite, actor, estrella de rock y presidente”.

Cuando el 19 de noviembre se estrene Top Gun: Maverick habrá que ver si el director Joseph Kosinski está a la altura de la leyenda de su antecesor y si el dream team de siete escritores que se hizo cargo del guion logra un resultado parecido al de la dupla en la que nadie creía y que sentó las bases de un éxito del que se sigue hablando después de 35 años.

Te puede interesar

El eterno Clint Eastwood sigue regalando talento

5 películas con grandes historias basadas en hechos reales

La banda sonora de "Top Gun", una de las claves del éxito

Lo último

Por qué Daniel Craig cree que una mujer no debería ser Bond

"Hacks", una comedia ácida en la que chocan dos generaciones

Una argentina ascendió a presidenta de producción en Marvel

La casa de papel: el monumento a los caídos llegó a Córdoba