×
Cadena 3

Cine interactivo

Mirá con atención: vos tenés que definir la sentencia

"El Veredicto" está en Flow e interpela a la audiencia sobre la culpabilidad o inocencia de un militar que le dispara a un avión en manos de terroristas para evitar que lo estrellen contra un estadio.

02/08/2021 | 10:51

Después de aquel trágico 11 S, cuando aviones tripulados por terroristas se estrellaron contra los Torres Gemelas, algunos países adecuaron su legislación para tener la ocasión de actuar, en casos similares, antes de que se consumara el hecho. 

La película alemana “El Veredicto” trata sobre el juicio a un oficial de la fuerza aérea que derriba con un misil a un avión de línea, con 164 pasajeros a bordo, a fin de evitar que el grupo de secuestradores que se hizo cargo de la nave la estrelle contra un estadio en el que 70 mil personas están pendientes de un partido de fútbol entre Alemania e Inglaterra.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El filme dirigido por Lars Kraume transcurre en la sala de audiencias de un tribunal y tiene, como atractivo insuperable, un planteo ético respaldado con inteligencia que no da respiro. Es que el teniente Lars Koch (Florian David Fitz) ha tomado la decisión de dispararle al avión cumpliendo con lo que dice la ley, pero desobedeciendo a sus superiores. Entre el público están su esposa y sus padres y también, familiares de los inocentes que estaban en el vuelo que él interrumpió.

Es mejor no perderse detalle de los documentos que lee el presidente del tribunal, Vorsitzender Richter (Burgar Klaubner) y de las exposiciones de la fiscal, Frau Nelson (Martina Gedeck) y el abogado defensor Verteider Herr Biegler (Lars Eldinger) porque en algún momento de la historia el espectador será interpelado por los que deben administrar justicia y es mejor disponer de todos los elementos cuando está en juego la libertad de un ser humano.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El director Lars Kramer, nacido en Italia pero formado en Alemania, ha acumulado méritos desde que empezó a estudiar para destacarse entre los realizadores de su país. Era un simple alumno cuando ganó el premio al mejor corto en el Festival Internacional de Turín con “Life is too short to dance whit ugly women”, algo así como “La vida es muy corta para bailar con una mujer fea”. A la hora de graduarse se apuntó con otro galardón porque su tesis, “Dunckel” consiguió el Premio Grimme a la mejor dirección.

“El Veredicto” es cine interactivo del bueno. Cuando el espectador se apresta a ver el desenlace se ve sorprendido porque la máxima figura que hay en la sala, el presidente del jurado, rompe la denominada cuarta pared , y lo desafía, preguntando, “para usted, el acusado, es ¿culpable o inocente? Piense, decídalo y entrégueme el veredicto. Me limitaré a leerlo”.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Para entonces se supone que el público dispone de la evidencia completa, conoce la ley, las objeciones que ha recibido y hasta a los autores que respaldan una u otra postura. La historia está bien contada porque no se demoniza ni se convierte en héroe al imputado. Tampoco es excesivamente histriónico el comportamiento de la fiscal y el defensor. No hay sobreactuaciones ni demasiadas chances de empatizar con uno u otro por los gestos. En ambos casos, lo más importante son los alegatos.

El guión es además, tan preciso y escrupuloso, que hasta se han permitido que la fiscal que procura la condena de Lars Koch y el letrado que demanda su sobreseimiento citan al mismo autor en apoyo a medidas opuestas.

La cámara es generosa e imparcial para seguir las lágrimas de la mujer que reclama justicia por su marido, un pasajero del avión, y también el semblante apesadumbrado de la esposa del teniente, que sabe que ese hombre graduado con honores y con un expediente que roza la perfección, tendrá que vivir con las 164 muertes que provocó para evitar una tragedia mayor.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Tratándose de tantas vidas y/o muertes, ¿es posible optar por el mal menor? Ese punto está desarrollado en la película con un par de ejemplos claros y polémicos, porque de eso se trata, de acciones que pueden justificarse o no de acuerdo a principios teóricos, a la legislación y la costumbre .

De todos modos, la narración logra que el espectador tienda a respaldar al acusado y repentinamente cambie cuando escucha a un testigo o a la contraparte. Y precisamente es lo que pretendió la producción, recrear las sensaciones que puede experimentar un jurado después de que, ordenadamente, sometan a su consideración lo ocurrido.

“El Veredicto” está basada en la pieza teatral “Terror" del escritor Ferdinand Von Schirach. La película dura 1.55 m y aparte, como si se tratara de los capítulos 2 y 3 de una miniserie,  se han grabado dos episodios de 5 minutos. Esos responden a las visiones del público.

Te puede interesar

5 películas con grandes historias basadas en hechos reales

Refuerzan el catálogo de Netflix con otra de Bruce Willis

El enigma detrás de Isabel Perón, en un atrapante documental

Lo último

Un pueblo cordobés amaneció nevado gracias a una película

La popular Sex Education volvió a Netflix con otra temporada

5 películas con grandes historias basadas en hechos reales

Refuerzan el catálogo de Netflix con otra de Bruce Willis