×
Cadena 3

Para ver en Netflix

Nadie se quiere perder "Guía para una familia perfecta"

La película canadiense sigue escalando posiciones porque el espectador quiere acceder a ese manual que, espera, le abra las puertas del paraíso. No todo lo que reluce es oro.

22/07/2021 | 11:20

Por María Rosa Beltramo.

Suena esa clase de música grandiosa que marca la llegada a la meta. Los graduados reciben el diploma y lo esgrimen cual si fuera una espada frente a las cámaras. Los flashes ametrallan el escenario y muy cerca, un público emocionado alterna lágrimas y sonrisas. Los egresados se suben a una tarima para proclamar sus sueños. 

Una promete que llegará a primera ministra y otro que terminará con el hambre en el mundo. Promedia así la réplica a escala de la tradicional colación de grados de cualquier universidad, sólo que aquí los diplomados son criaturas de 5 años que terminan el preescolar en la película “Guía para la familia perfecta”, una comedia dramática que sigue escalando lugares en la preferencia de los usuarios de Netflix porque, por supuesto, nadie se puede negar a pegarle un vistazo a lo que suena como un manual para ser feliz.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Los de la guía son canadienses que pusieron bajo la lupa a un matrimonio -segundas nupcias para él, primeras para ella- y a su prole , un nene de 5 años, Mathis, hijo de ambos y Rose, de 16, hija del primer matrimonio de él. En tono de comedia ligera, con algunos gags, la historia se desarrolla a partir de una jornada habitual en la que se describen los pormenores de la actividad de una familia joven, sana, satisfecha y con extraordinarias expectativas acerca del desempeño propio y de los hijos.

Si el acto de colación es un auténtico hallazgo sobre las pretensiones de los padres, no hay que perderse tampoco los pormenores de una reunión con la directora del jardín en la que un grupo de adultos ansiosos demanda actividades extracurriculares para sus chicos que serían difíciles de cumplir aún para adultos formados.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“A veces pienso que nuestros hijos, a fuerza de repetirles que son inteligentes, brillantes, fantásticos...acabamos por creer que son realmente excepcionales” le dice Martin Dubois (Louis Morissette) al padre de un empleado que tiene entre 20 y 30 años, la convicción de que el mundo le debe algo y poca o nula inclinación al sacrificio (“En este lugar no me entienden, no reconocen mi talento , estoy estresado y, en última instancia, siempre puedo volver a la casa de mis padres”).

Pero el hombre que tiene cierta claridad para detectar esas conductas en su oficina ni cuenta se da que su hijito, el tierno Mathis, se comporta como un auténtico dictador que ignora todos los límites , tira el plato de comida de puro aburrido y tiene a su familia pendiente de sus caprichos desde la salida del sol hasta el día siguiente, porque además sólo duerme en la cama de sus padres.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La historia de Rose (Emilie Bierre) parece distinta. La adolescente es perfectamente consciente de los excesos de su hermano menor mientras aprueba un examen tras otro camino a una inminente carrera universitaria. Por si las moscas entrena duro para jugar hockey y tiene otras tareas extracurriculares porque es lo que se estila. Su trayectoria encaminada y perfecta se derrumbará cuando una docente atenta detecte una sospechosa similitud entre las pruebas de esa alumna y las que en el anterior período escolar aprobaron otros estudiantes.

Si hay algo que comienza a quedar absolutamente claro es que la familia perfecta del título es una quimera y que la guía la escribió alguien que no conoce demasiado el ámbito complejo y rico de las relaciones intra familiares . La película va del humor al drama de un episodio al otro, lo que para algunos es un mérito y para otros una pena, ya que transforma el clima general que pintaba para la risa e inesperadamente se congela.

La acción transcurre en Quebec, la familia de la película no tiene complicaciones económicas, aunque el padre se encarga de enumerar los gastos que afronta con su salario. Marie Soleil Blouni (Catherine Chabot) , la joven e hiperquinética madre del nene que pinta para dictador soporta durante la mitad de la narración todas las arbitrariedades que se le ocurren a su heredero hasta que, en medio de un mar de lágrimas, proclama su hartazgo y se declara incapaz de seguir soportando al insufrible mocoso.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La banda sonora de “Guía…” tiene a NaNa Mouskouri cantando “Soleil, soleil”, Fanny Bloom y “Memo”, Post Malone con “Circles” y una renovada versión de “Love” de John Lennon.

Dirigió Ricardo Trogi y completan el elenco Xavier Lebel,Isabelle Guerard,Holden Wong,Thomas Vallieres,Louise Potal , Faycal Azzouz, Gilles Renaud y Jean Carl Boucher.

Los responsables del guión, que habrá que tener en cuenta para futuros emprendimientos son, Louis Morissette que también es el protagonista, Francois Avard y Jean Francois Leger.

Te puede interesar

El costado "escondido" de Magui Bravi: el cine de terror

El cine pone bajo la lupa la tragedia de las adicciones

Brillante cierre de El Método Kominsky

Lo último

Nuevo tráiler de la versión renovada de "Los Cazafantasmas"

El costado "escondido" de Magui Bravi: el cine de terror

El cine pone bajo la lupa la tragedia de las adicciones

Pokémon tendrá una serie "live-action" en Netflix