×
Cadena 3

No apta para impresionables

"Nadie", una obligada para los fanáticos de la acción

La película protagonizada por Bob Odenkirk llega a los cines de Córdoba. Cuenta la historia de un hombre promedio de clase media que oculta habilidades de combate impactantes.

07/07/2021 | 17:58

Fran Vidal

Fran Vidal

Un gatito muy tierno come de una lata de atún sobre una mesa mientras lo acaricia un hombre completamente golpeado y esposado.

Así empieza "Nadie", la película de acción que protagoniza Bob Odenkirk ("Better Call Saul") en la que constantemente se da ese contraste entre lo calmo y lo explosivo.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El film, que llega a los cines de Córdoba este viernes, es el segundo del director ruso Ilya Naishuller, cantante de una banda de punk que se metió de a poco en el mundo cinematográfico con el videoclip de la canción "Bad Motherfucker" y que profundizó con "Hardcore Henry", una película de acción que grabó en primera persona con cámaras Go Pro.

"Nadie" cuenta la historia de Hutch Mansell, un padre de familia de clase media que aparenta una vida normal y hasta aburrida. Pero todo cambia cuando en su casa son víctimas de un robo y él no hace absolutamente nada por detenerlo. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El reproche de su familia y un detalle mínimo como una pulserita, sin embargo, despiertan en él un pasado que tenía bien escondido: habilidades espectaculares para el combate y para las armas.

Las cosas se complican cuando Hutch se mete accidentalmente con la mafia rusa, lo que lo llevará a ser perseguido por casi un ejército de tipos duros con todo tipo de armamentos. 

Con un buen balance de violencia extrema y fragmentos cómicos traccionados por un humor ácido, la película combina momentos tarantinescos con el estilo de la saga "John Wick" y algo de las escenas de combate de Guy Ritchie. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Por algunos instantes es casi como estar leyendo un buen cómic de acción.

Odenkirk se roba la película con su tranquilidad y su cara de piedra cuando se muestra ante situaciones difíciles, algo que ya reflejó en su rol como Saul Goodman. También es una gran oportunidad para ver a Christopher Lloyd como el padre anciano de Hutch, un ex agente que no perdió la maña con las armas.

El realizador ruso se luce con los movimientos de cámara y un montaje frenético. En varias oportunidades hace un juego con el slow motion en el que contrasta la parsimonia de clásicos del jazz con escenas sumamente violentas, recurso que exagera un poco.

La película de por sí es exagerada, pero a tal punto que es disfrutable. No es una batería de situaciones innecesarias con giros de trama impensados, sino que lleva su ritmo y convida momentos explosivos. El filme se sabe desmedido, juega con eso y lo hace bien. Otro punto a rescatar es que los buenos también se golpean, no son intocables.

Con escenas de acción deliciosas para los amantes del género, "Nadie", que posiblemente tenga una continuación, es la excusa perfecta para comprar un buen balde de pochoclo y vaciarlo en la sala de cine.

Te puede interesar

Schitt's Creek, la serie para enamorarse y reír con los Rose

Nadie se quiere perder "Guía para una familia perfecta"

Un pueblo cordobés amaneció nevado gracias a una película

Lo último

Un pueblo cordobés amaneció nevado gracias a una película

La popular Sex Education volvió a Netflix con otra temporada

5 películas con grandes historias basadas en hechos reales

Refuerzan el catálogo de Netflix con otra de Bruce Willis