×
Cadena 3

Ahora hay otra mirada

Orgullo LGBT: el cine ajusta su temática al cambio cultural

Ya hay producciones que lograron dejar atrás los estereotipos que caracterizaron a distintas producciones cuando la homosexualidad figuraba en la lista de las enfermedades.

28/06/2021 | 10:40

Hubo un tiempo en el que el cine sólo se ocupaba de la homosexualidad de manera estereotipada. Los gays eran unos hombres de voz artificialmente aguda con la vida consagrada a imitar el aspecto de una vedette o personajes oscuros, eternos candidatos a asesinos seriales o seres angustiados al borde del suicidio.

Acompañando los cambios en la sociedad, la legislación y la cultura, la pantalla empezó a despegarse de esos modelos y coincidentemente también dejó atrás aquellas historias en las que lo fundamental estaba puesto en el esfuerzo para ser aceptado o en la generosidad de la inclusión.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

En el día Internacional del Orgullo LGBT es preciso reconocer que ya hay películas y series en las que la preferencia sexual de cualquiera de los protagonistas es un dato que tiene la misma importancia del color del cabello o la altura, o sea, sirve para completar la descripción pero no se usa para calificar. Ahora pueden ser buenos o malos, inocentes o perversos, inteligentes o estúpidos. Exactamente como el resto del elenco.

También hay filmes de temática predominantemente LGTB, destinados a mostrar la trayectoria de personajes de la comunidad. En ese segmento figura “Behind the Candelabra”, estrenada en 2013, dirigida por Steven Soderbergh y basada en las memorias de Scott Thorson y Alex Thorleifson en “My life whit Liberace”.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Thorson (Matt Damon) relata su relación con el presentador y pianista Wladziu Valentino Liberace (Michael Douglas). Para entender que ni siquiera en pleno siglo XXI la homosexualidad deja de inquietar, la película tuvo que aguardar años para ser exhibida. Los que conocen la interna de la fábrica de sueños, aseguran que Hollywood consideró que la producción era “excesivamente gay” por lo que su estreno quedó en manos de HBO.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Más recientemente, en 2018, llegó “Llámame por tu nombre”, la historia sobre el enamoramiento de Elio Perlman (Tinotheé Chalamet), un adolescente ítalo norteamericano de 17 años y Oliver (Armie Hammer), un estadounidense cerca de los 30, en el escenario espectacular de una pintoresca villa situada en el norte de Italia.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La dirigió Luca Guadagnino e incluye la interesante actuación de Michael Stuhlbarg, en el papel del padre de Elio, un profesor de cultura greco romana que todos los años invita a un estudiante avanzado a pasar unos días con su familia. La trama se despliega desde el punto de vista del adolescente y la cámara lo sigue para mostrar cada cosa que ve, además de sus sueños y anhelos eróticos. También es Elio quien toma la iniciativa.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En cuanto a la homosexualidad femenina, en 2015 Todd Haynes decidió llevar al cine el libro “Carol, the Price of Salt” de Patricia Highsmith con un elenco portentoso encabezado por Cate Blanchett y Rooney Mara. La acción transcurre en Nueva York en los años 50, en vísperas de Navidad.

Therese Belivet (Rooney Mara) sueña con ser fotógrafa y trabaja como empleada de una juguetería de Manhattan. Tiene un novio, Richard (Jake Lacy) del que no está enamorada.

Sus expectativas y su vida cambiarán un día, cuando al final de una jornada de mucho trabajo, aparezca Carol Aird (Cate Blanchett), una mujer de clase alta y fuerte temperamento , que aborrece al matrimonio que tiene con Harge Aird (Kyle Chandler), del que sólo rescata a su hija.

La atracción es instantánea aunque se manifestará progresivamente a partir de que Carol le de su dirección a la joven empleada para que envíen la compra a su casa. Therese le envía una postal navideña y, establecida la vinculación epistolar, finalmente se citan.

“Carol” fue candidata a seis premios Oscar: mejor actriz (Blanchett), mejor actriz de reparto (Rooney Mara), mejor fotografía (Edward Lachman), mejor guión adaptado (Phyllis Nagy), mejor música original (Carter Buerwell) y mejor diseño de vestuario (Sandy Powell).

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El cine argentino también incursionó en la temática LGBT con “Adios,Roberto” en 1985.Enrique Dawi dirigió a Víctor Laplace y Carlos Calvo. El guión , de Lito Espinosa, marca que Roberto (Calvo) discute con su mujer y necesita un lugar donde pasar la noche. El que lo invita es Marcelo (Laplace) con quien establece de manera rápida una relación estrecha que desembocará finalmente en el descubrimiento de deseos que no sabía que podía anidar.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Un año después y tal vez por el éxito de la temática, Américo Ortiz de Zárate hizo “Otra historia de amor” que tras un inicio de aparente brusquedad se decanta luego por analizar la relación oculta que viven Jorge Castro (Mario Pasik) y su jefe Raúl Loveras (Arturo Bonín).

Te puede interesar

¿Qué puede salir mal si el que te cuida es Liam Neeson?

"Lluvia" de estrenos en el cine: terror, nacional y más

Se cumplen 30 años de la huida de dos chicas audaces

Lo último

Un actor de Harry Potter colapsó en pleno partido de golf

¿Qué puede salir mal si el que te cuida es Liam Neeson?

Murió el director de "Un lugar llamado Notting Hill"

"Lluvia" de estrenos en el cine: terror, nacional y más